Chop Chop
junio 1, 2020
Beethoven Platz
junio 1, 2020

Calle Hospital



Pequeña morada para coleccionistas de arte

Los clientes, una pareja francesa de apasionados coleccionistas de arte, deseaban disponer de un segundo hogar en el corazón de un vibrante barrio en pleno centro de Barcelona. Como otros muchos de los situados en El Raval, este antiguo piso estaba fraccionado en numerosas habitaciones pequeñas, oscuras y enmohecidas. La solución arquitectónica propuesta consistió en derribar la mayor cantidad posible de paredes divisorias y extender un suelo continuo de hormigón que resaltase las paredes blancas y neutras, ofreciendo así a la pareja una superficie amplia y tiempo para decidir qué colocar en ellas.

La instalación de una vía curva en el techo con unas cortinas tupidas ofrece la posibilidad de crear un rincón íntimo dentro de esta disposición en planta abierta que haga las veces de habitación para invitados y desaparezca fácilmente cuando su uso no sea requerido. La cocina tiene un lugar destacado dentro del espacio doméstico, reflejando la otra gran pasión de sus habitantes: la comida. Las líneas nítidas, formas sencillas y volúmenes minimalistas que definen el diseño de todo el proyecto hacen del entorno circundante el principal protagonista de este apartamento.